Receta para preparar un te helado clásico

1 litro de agua mineral.
4 cucharadas de té negro.
Azucar moreno integral.

1. Calienta en un cazo el agua mineral y apaga el fuego antes de que empiece a hervir (la temperatura ideal serían 95º C).
2. Agrega el té directamente al agua y dejalo reposar 5 minutos.
3. Cuélalo en un jarra o tetera y ponlo en la nevera.
4. Endúlzalo al gusto. (La cantidad variará en función de si usamos azucar, blanca, morena u otro tipo. Para esta tipo de tes se desaconseja la miel).
5. Ponlo en la nevera y agrega unos cubitos a la hora de servirlo.

Cómo se cata un té

Daremos algunos parámetros que se han de tener en cuenta para proceder correctamente:

El agua es muy importante. Ha de ser pura, de calidad y de baja mineralización (por eso es mejor recurrir a agua embotellada). No se recomienda reutilizar el agua que ya se ha calentado, sino usar sólo el agua recién calentada, lo que asegura su equilibrio de oxígeno y otras cualidades.
Debemos constatar el tipo de té: blanco, verde, oolong, rojo o negro.
Graduación de las hojas (tipo de hoja usada para la elaboración del té).
Tiempo de infusión: debemos seguir a rajatabla los periodos que se indican, de lo contrario las cualidades del té pueden verse afectadas.
Color: es un rasgo muy importante, ya que gracias a él descubrimos datos como la variedad, el origen, la fermentación, la graduación de las hojas y el tiempo de infusión. Las dos cualidades esenciales que tenemos que observar son la saturación del color (claro-oscuro) y su limpieza (claro-turbio).
Olor y sabor: también fundamentales en la cata. Un té tratado desprende un aroma más terroso, mineral, con toques de frutos secos. Un té sin fermentar es más vivo, fresco, vegetal. Respecto al sabor, podemos apuntar todo tipo de características, entre ellas la astringencia o sabor tanínico (no amargante).

Con esto, deciros que estamos preparando un taller sobre el te en nuestra tienda que concluirá con una degustación de varios tes. Ya os pasaremos más información.

Investigaciones sobre el té y el café 

Investigadores holandeses, bajo el liderazgo de la doctora Yvonne T. van der Schouw, Ph.D, encontraron recientemente que el consumo moderado de café y de té podría reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. En este estudio siguieron a 37,514 personas durante un periodo de 13 años. Un elemento importante que aclara el estudio es que no se tiene información precisa del tipo de té que consume la población del estudio. Sin embargo, de acuerdo a los registros de ventas del té en los Países Bajos, el té negro mantiene el 78% de las ventas en este país. Y otro dato es que el 80% de los holandeses consumen café filtrado.

Este estudio, publicado en el Journal of the American Heart Association, encontró que aquellas personas que consumen más de 6 tazas de té al día tienen un 36% menos probabilidad de desarrollar problemas coronarios, comparado con las personas que consumen menos de una taza al día. Las personas que beben de tres a 6 tazas de té, tienen un 45% menos probabilidad de morir de problemas del corazón.

Los consumidores de café se estarán preguntando si a ellos también obtienen beneficios del consumo de esta deliciosa bebida. La respuesta es: sí. Las personas que consumen de dos a 4 tazas al día tienen un 20% menos probabilidad de sufrir problemas del corazón. En los últimos años se han llevado a cabo más de 19,000 estudios que analizan los impactos del café en la salud. Además de los resultados del estudio que mencionamos anteriormente, otros científicos han encontrado diferentes bondades del café en relación a la reducción del cáncer del colon, cálculos biliares, cirrosis en el hígado y Parkinson.

 

 

 Demuestran la eficacia del grano de café verde para perder peso

Basándonos en nuestros resultados, consumir múltiples granos de extracto de café verde al día -mientras se sigue una dieta baja en grasas y se practica ejercicio regularmente- parece ser una manera segura, eficaz y barata de bajar de peso", afirma Vinson, investigador en la Universidad de Scranton, en Pensilvania.
ADVERTISEMENT
 

En el estudio participaron 16 personas con sobrepeso, u obesas, de entre 22 y 26 años, los cuales tomaron cápsulas de extracto de café verde, o cápsulas con placebo, durante 22 semanas. Los sujetos alternaron entre una dosis baja, y una mayor dosis del extracto -la dosis baja constaba de 700 mg del extracto de café, y la dosis más alta fue de 1.050 mg. Por otro lado, se controló la dieta de los participantes (las calorías, los alimentos que ingerían, etc.) y el ejercicio que realizaron durante el período de estudio. "Las calorías, carbohidratos, grasas y la ingesta de proteínas, no se modificaron durante el estudio, ni tampoco el régimen de ejercicio", apunta Vinson.

Los participantes perdieron un promedio de 8 kg durante las 22 semanas del estudio -un promedio de una disminución del 10,5 por ciento en el peso corporal total, y experimentaron una disminución del 16 por ciento en la grasa corporal. Vinson señala que estudios previos ya habían demostrado la pérdida de peso con el café verde, pero este fue el primero en utilizar cantidades más altas de extracto de café, y medir la respuesta a varias dosis.

El experto cree que los efectos que los granos de café verde se deben a una sustancia llamada ácido clorogénico, que está presente en los granos de café sin tostar. El ácido clorogénico se rompe cuando los granos de café son tostados -asar los granos de café les da su color, aroma y sabor característicos; mientras que los granos de café verde, en cambio, tienen poco aroma, y un sabor ligeramente amargo.



Propiedades del te blanco

                                                 

TÉ BLANCO.
Es el brote de las primeras hojas del arbusto del té, que aún no han tenido tiempo de adquirir el característico color verde que les da la clorofila. Muy rico en antioxidantes, tiene un sabor muy suave y se recomienda en caso de gastritis. Muy apreciado en cosmética por su acción antioxidante, que previene el envejecimiento y por la que es conocido como el “elixir de la juventud”. También es muy rico en vitamina C (una taza de té blanco equivale a doce zumos de naranja). Preparación: Hervir el agua y dejar reposar un par de minutos, luego verter sobre las hojas y dejar infusionar unos minutos.
Es el brote de las primeras hojas del arbusto del té, que aún no han tenido tiempo de adquirir el característico color verde que les da la clorofila. Muy rico en antioxidantes, tiene un sabor muy suave y se recomienda en caso de gastritis. Muy apreciado en cosmética por su acción antioxidante, que previene el envejecimiento y por la que es conocido como el “elixir de la juventud”. También es muy rico en vitamina C (una taza de té blanco equivale a doce zumos de naranja). Preparación: Hervir el agua y dejar reposar un par de minutos, luego verter sobre las hojas. Dejar infusionar unos minutos.

Té rojo Pu-Erh

 


PU-ERH, EL TÉ ROJO DE CHINA

Es uno de los tés muy populares en China. La región predilecta y pesar de que casi todas tienen algún tipo de té rojo entre su oferta, es Yun-Nan. En sus famosas cuevas se efectúa la llamada “postfermentación”.

Principales virtudes
Desintoxica y depura activando el metabolismo del hígado. Refuerza el sistema inmunitario, ayuda a prevenir de las infecciones oportunistas y posee efectos bacteriostáticos.

Facilita la digestión de las comidas grasas y estimula la secreción de las glándulas digestivas.
Ayuda a controlar el nivel de colesterol.
Ayuda a eliminar el sobrepeso provocado por una mala o excesiva alimentación, siempre que se tome como complemento de una dieta adecuada.
Aporta minerales como el calcio, el hierro, el fósforo, el magnesio y otros en menor medida además del flúor.

¿Viene de la China?
Si, el Té Rojo - Pu-Erh es un producto originario de la región de Yun-Nan, mas precisamente de la ciudad de PU-EHR, una provincia incorporada a china en el siglo XIII y situada junto a Birmania (actualmente) Myanmar), Laos y Vietnam. La "región de la eterna primavera", que es como se la conoce, tiene un clima especialmente propicio para el cultivo de té, sobre todo en las regiones montañosas, en las que las lluvias son casi metódicas y una temperatura templada y sin heladas, hace que el árbol del Té Rojo –“Qingmao”- se dé con singular exhuberancia. A juzgar por quienes la conocen, una de las regiones más bellas de la Tierra.

¿Como se elabora el Té Rojo?
El Té Rojo – Pu-Erh es en realidad un Té negro que adquiere sus características después de un proceso de maduración o postfermentación. Sus hojas grandes son comprimidas y se almacenan durante mucho tiempo en condiciones muy concretas. Aunque no se ha desvelado totalmente su "secreto" se sabe que se almacena en cavernas donde se guarda en barricas durante mucho tiempo, algunas variedades hasta más de 50 años. Al igual que el vino, a más tiempo mejor y (algunos alcanzan los 60 años ¡sic!) también, evidentemente, más caros.

El hecho de que se guarde en barricas y gracias a un proceso especial (solapando las hojas de té con las de vid) hace que se torne rojizo y que tenga unas propiedades extraordinarias por la transferencia desde las hojas de la vid.

Preparación
Para preparar una infusión de Té Rojo - Pu Erh son suficientes: 2-3grs. (una cuchara de las de postre bien llena) a los que se añade agua muy caliente, hirviendo, dejándolo reposar durante un tiempo, según se quiera más o menos intenso. Entre 2 y 3 minutos serán suficientes. Una segunda infusión saldrá muy buena y contiene menos o nada de cafeína pero sí todo lo demás, particularmente los minerales. Conviene añadir unas pocas hojas frescas en cada repetición. La cantidad depende del gusto de cada aficionado. La segunda o tercera infusión es, por lo tanto, ideal para personas susceptibles a desvelarse porque les afecte mucho la cafeína. La infusión de Té Rojo - Pu-Erh tiene un color rojo-óxido intenso, más intenso a medida que hayan estado más tiempo las hojas en infusión. Su sabor, terroso, no recuerda a ningún otro té. Es fácilmente asimilable, agradable y si se prepara "cargado' recuerda un poco al del café. De hecho, hay quien lo utiliza como sustitutivo del café.

Si se desea evitar el sabor inicial un poco fuerte de este Té, se lava (o escaldar). El proceso:

echar agua muy caliente sobre las hojas y colar a los pocos segundos. Volver a infusionar normalmente las mismas hojas durante el tiempo de 3-4 minutos. Infusionado de este modo el Té tiene menos cafeína.

Cuando nosotros -los occidentales- tomamos una infusión, lo hacemos a menudo con la idea y la confianza de que nos alivie de algún mal, y esperamos que sus efectos sean casi inmediatos; como lo haría cualquier medicamento al uso. Esta idea es, evidentemente, errónea. No obstante, tomar Té es más un estilo de vida saludable que un "remedio de males concretos".

Lo mas indicado es disfrutar de los recursos naturales para prevenir y no para curar

¿Sabías qué...?
En el caso de que su sabor nos resultara algo "fuerte" o áspero existe la opción de tomarlo mezclado con fruta o aromatizado, no debe endulzarse con azúcar blanca ya que ésta es rica en glucosa, producto ya metabolizado que se convierte inmediatamente en glucógeno y, por lo tanto, en grasa. Es mejor hacerlo con cualquier producto natural o integral, como miel, azúcar integral, de caña o sirope de arce o azúcar de palmera ("palm candy") que se complementa espléndidamente con el Té Rojo – Pu-Erh produciendo sinergias muy interesantes.

¡Por más antigua que sea la planta más beneficiosa será la infusión para tu salud!

Y por más tiempo que esté descansando en la cueva de post-fermentación más calidad y propiedades adquiere.

Se puede tomar con leche, limón o algún tipo de flor o aroma, i.e. manzana, limón, naranja o lychee, por ejemplo.

Según la medicina occidental
Para quienes se resisten a confiar en las excelencias de la Medicina Tradicional China y/o en general de las medicinas orientales,podría pensar en lo siguiente. Se han llevado a cabo estudios científicos en torno al Té Rojo - Pu-Erh en sitios tan dispares como:

el Instituto de Medicina de Kunming de la Universidad de Yun-Nan.
el Instituto Farmacológico de Hong Kong.
el Hospital St. Antoine de Paris. 

Estos estudios y organismos corroboran científicamente las propiedades del Té Rojo – Pu-Erh con los resultados siguientes:

Universidad de Yun-Nan
Personas que tenían un enorme sobrepeso, llegaban a perder hasta 9 kg. Personas con un sobrepeso moderado, sobre los 6 kg. Personas con un ligero sobrepeso, en torno a los 2,5 - 3 kg en plazos medios de entre dos y seis meses.
Según esta Universidad, tomando 3 - 4 tazas al día durante un mes, se reducen los niveles de triglicéridos y ácido úrico. Todo ello sin seguir una dieta específica, simplemente comiendo más lentamente y sin distracciones durante la comida (TV, Lectura, Trabajo, etc)
Instituto Farmacológico de Hong Kong
Reduce los niveles de colesterol malo (LDH) en sangre en favor del colesterol bueno (HDC).

Hospital St. Antoine de Paris
De los pacientes estudiados, el 88% perdió entre 3 y 10 kg. en cuatro semanas, a pesar de mantener una alimentación normal. Hay que señalar que en todos los casos, lo más sorprendente fue que los resultados se obtuvieron sin realizar ninguna dieta especial, y simplemente tomando entre 3 y 4 tazas de Té Rojo - Pu Erh al día.

Desde el punto de vista "occidental" u "oficial" esta pérdida de peso se debe a su poder como "eliminador" de grasas, fundamentalmente debido a su papel como acelerador de la función hepática. La medicina oriental habla sin embargo de razones energéticas.

En resumen, cabe afirmar que el Té Rojo - Pu-Erh no sólo sabe bien al paladar, siempre que se prepare correctamente sino que hará bien a tu cuerpo y mente. Muy recomendable es la ingestión de Té Rojo mezclado con la manzana deshidratada y una pizca de flor de hibisco.

¿Conservar?
En China prefieren el bote metálico o de papel de varias capas.
Si se utilizan botes de papel prensado es aconsejable introducir en el bote la bolsa en la que el té estaba envasado. Ésta debería ser de dos capas, una podría ser de aluminio.

En jarras de cristal solo se puede guardar el té un tiempo pero debe estar lejos de la luz y cerrado herméticamente.
En botes de plástico nunca, en ningún tipo de plástico, por cierto.

Otros consejos:

Tapar muy bien, es decir, herméticamente el recipiente, sea cual fuese. El té es muy susceptible a los olores ambientales.
Evitar estrictamente la insolación directa e indirecta.
Evitar la humedad excesiva (< de 40-50º de humedad relativa) en ningún caso humedecer directamente fuera del uso en infusión y el calor (< de 23-25º C.).
No almacenar junto a alimentos o sustancias de fuerte aroma u olor.
Permitir la libre circulación de aire en torno a los recipientes donde está guardado el té.


La ceremonia del té

La ceremonia del té es un complejo ritual con muchos siglos de tradición. Las diferencias son notables en cada uno de los principales países donde se practica: 

China
La primera mención acerca de la ceremonia del té en China se sitúa durante el mandato del Emperador OSMU (724 – 749).
Desde el principio, el ritual de la preparación del té siempre ha estado vinculado a la amistad. A diferencia de la ceremonia japonesa, no hay reglas estrictas ni existe relación alguna con la religión.
Los chinos suelen utilizar tazas pequeñas y teteras de arcilla. Las hojas de té se agregan usando una cuchara de bambú.
La persona encargada de servir el té llena las tazas por la mitad porque consideran que el resto de la taza se completa con amistad.
La tradición recomienda beber el té en tres tragos.        



Japón
El té fue introducido en Japón en el siglo IX por monjes budistas chinos. El budismo chino evolucionó en Japón hasta convertirse en el Zen, filosofía central de la ceremonia del té.
Durante siglos, la ceremonia del té era ostentosa y los anfitriones buscaban impresionar a sus invitados haciendo gala de sus mejores lujos.
A finales del siglo XVI el monje Sen no Rikyu dio las pautas definitivas de la ceremonia del té basándose en el Wabi, una corriente de pensamiento inspirada en el gusto por la sencillez y los productos provenientes de la naturaleza. Rikyu definió los cuatro principios básicos que conforman el Chadô o Camino del Té: armonía (wa), respeto (kei), pureza (sei) y tranquilidad (jaku). Sen no Rikyu, introdujo el concepto de ichi-go ichi-e (literalmente, “un encuentro, una oportunidad”), una creencia que aconseja vivir el presente y disfrutar de los momentos únicos que brinda la vida.
Cada segundo es irrepetible. Por eso, cada paso de la ceremonia del té se hace con la máxima conciencia. No existen las prisas, ni las preocupaciones… sólo el presente. La ceremonia del té es un verdadero regalo que el anfitrión hace a sus invitados para que disfruten de esa sensación de paz única.
La ceremonia del té japonesa completa puede durar unas cuatro horas incluyendo una comida ligera (Chakaiseki), un té ligero (Usucha) y un té espeso (Koicha).

Corea
La ceremonia del té en Corea, llamada Gungjung darye, nace en el siglo X y, al igual que la ceremonia china y japonesa, está vinculada a la búsqueda de paz y armonía. Es practicada tanto por monjes budistas, para lograr una mejor meditación, como por la gente común.
Desde siglo XIV y hasta comienzos del siglo XX estas ceremonias tenían lugar en los palacios reales. Las más importantes son: el Rito del día (ceremonia diaria en el Palacio); Rito especial del té, (ceremonia reservada para ciertas ocasiones, como la bienvenida a extranjeros o las bodas reales); y la Ceremonia del té de la Reina (reservada exclusivamente para la familia, amigas y sirvientes de la Reina).
La tradición propone beber el té en tres sorbos y acompañarlo de una galleta de hierbas y otra de arroz.

Gran Bretaña
Para los británicos el té también es servido como parte de un ritual.
La ceremonia del té de las cinco es una costumbre muy asentada que data del siglo XVII, cuando se empezó a importar el té de las colonias (fundamentalmente del norte de la India). Aunque empezó siendo una costumbre de la nobleza, poco a poco se fue popularizando.
Los “Tea rooms” londinenses ofrecen una gran variedad de pasteles, scoones, cakes, galletas y brioches especialmente ideados para acompañar el té.

Sahara
Los saharauis consumen principalmente té verde que importan de China.
La tradición saharaui se basa en calentar la tetera usando brasas. Ofrecen al invitado tres tés: un primero como resultado del primer hervor, un segundo, con mucha azúcar; y un tercero más espumoso tras escanciar varias veces el té de la tetera al vaso.
Los saharauis han desarrollado todo un simbolismo: el primer té es largo como la vida, el segundo dulce como el amor y el tercero suave como la muerte.
 
"Uno de los tés mas especiales del mundo, tiene su propia leyenda"
El Té Oolong es una de las mejores variedades chinas de té, ya que su fermentación es intermedia, entre el te verde y el te negro; el Té de Oolong es tan suave como el té negro, así como refrescante y tan dulce como el té verde, con un gusto persistente y acentuado, el mas exquisito según los paladares orientales.


Té de Oolong  ayuda a prevenir y curar enfermedades, combatir la obesidad, prolongar la vida, prevenir la arteriosclerosis y el cáncer, entre algunas de sus virtudes, nada menos.
El mejor Té de Oolong viene de Anxi, en la provincia de Fujian, cuenta la leyenda que el primer cultivador de té fue el nombrado, “Wu Liang“, quien un día regreso a su hogar después de haber recogido varias libras de té de la montaña y un algunos ciervos capturados. Por la noche, él estaba ocupado con la matanza de los ciervos, y no tuvo tiempo suficiente para secar el té verde.
Al día siguiente, encontró el té en la cesta y este había fermentado en el camino de regreso y después de haber sido almacenado en la cesta toda la noche. Para su sorpresa, encontró que el sabor de ese té era muy suave y sin sabor amargo, ni astringente.
Poco después Wu Liang  enseñó a sus compañeros de la aldea cómo hacer el té y casi todo el mundo en su aldea, gusto del té fermentado, al que bautizaron con el nombre de su descubridor “té Wu Liang”.
En el dialecto del sur de Fujian, este nombre debido a su fonética se componía de dos palabras, que con el paso del tiempo recibieron el nombre de “Té de Oolong” por las generaciones posteriores.
 
Té verde Tieguanyin de la China  

El té Tieguanyin es una variedad de té verde que existe en la China. Compatiblemente nacido en las provicinas de Anxi y Fujian, actualmente también se lo consigue en Taiwán. Su nombre proviene de una jerga religiosa y recibe también muchas otras denominaciones. Se caracteriza por su fuerte sabor frutado y, por momentos, hasta floral.

El té verde Tieguanyin es uno de los destacados pertenecientes a ese camada dentro de la China. Muy conocido tanto dentro de las provincias de Anxi como la de Fujian -aunque ahora también se consiga producir en Taiwán-, este  se ha logrado destacar del resto por su calidad y delicadeza, lo que lo convierte en una variedad premium.

El Tienguanyin se conoce así en honor a una deidad llamada bodhisattva Avalokitesvara. Pero mucho más conocido es por diversos nombres, como Kuan Yin, Tit Kwun Yum, Ti Kwan Yin, Tie Guan Yin o Iron Buddha. De todos modos, sus múltiples alias no hacen diferencia a la hora del excelso sabor que tiene.Este es el Oolong más famoso China, Guanyin, a veces llamada la
diosa de la misericordia.
Una leyenda explica por qué este té lleva
su nombre. Una estatua de hierro de guanyin yacía en un deteriorado
templo
en la provincia de Shaxian, Fujian. Las condiciones del templo
preocuparon a un cultivador de té que pasaba diariamente. Siendo pobre,
carecía de medios para reparar el templo, por lo que en su lugar llevó una
escoba y algo de incienso
de su casa. Limpió el templo y encendió el
incienso como ofrenda para Guan Yin. “Es lo menos que puedo hacer”,
pensaba. Dos veces al mes durante muchos meses repitió las mismas
tareas.

Una noche, Guan Yin se le apareció en un sueño, y le habló de
una cueva tras el templo donde le aguardaba un tesoro, que debía tomar y
compartir. En la cueva, el granjero encontró un único brote de té. Lo
plantó en su campo y lo cultivó hasta que se convirtió en un arbusto grande, del
que obtuvo el mejor té. Dio esquejes de esta rara planta a todos sus vecinos y
empezó a vender el té bajo el nombre de Tie Guan Yin. Con el tiempo, Wei
y todos sus vecinos prosperaron. Las ruinas del templo de Guan Yin fueron
reparadas y se convirtió en un faro para la región. Wei disfrutó de su
viaje diario a sus campos de té, sin dejar nunca de parar a apreciar el bello
templo
.
 
Café verde para bajar de peso

El café verde o Green coffee es otro producto capaz de ayudar a perder peso

Café verde para adelgazar- Las dietas y los productos adelgazantes van en auge y los van poniendo de moda los actores y actrices en un afán de estar “divinos”. Actualmente, personas del cine y modelos de fama o del espectáculo llevan a cabo la “dieta del café verde” para quitarse los kilos y lucir un 'look' perfecto para la cámara y los flashes.

¿Qué es el café verde?

El café verde es un tipo de café que no ha sido tostado, es decir, en estado puro como fruto con todas sus virtudes y principios activos, los cuales (en su mayoría) se pierden en el tostado. Según estudios, los granos de café verde, o café sin tostar consiguen que quién lo ingiera, pierda peso de forma relativamente rápida. El resultado puede ser muy visible, si además, se combina con una alimentaciónCafé verde para adelgar correcta y ejercicios para quemar grasas. El sabor del café verde es algo más amargo que el tostado y por supuesto, el color y el aroma es diferente, ya que el sabor del café que se toma en la sobremesa o desayunos se lo confiere el tostado y muchas veces, el azúcar quemada de la torrefacción (ambas cosas de dudoso valor para la salud).

Café verde – Propiedades y beneficios

Café verde para adelgazar

- Calma el hambre y mantiene a la persona más tiempo sin necesidad de ingerir alimentos. Eso permite que se tomen las comidas planificadas y en las horas planificadas. El café verde es saciante debido a su contenido en compuestos fenólonicos (en especial, el ácido clorogénico). Estos elementos envían señales al cerebro para el cese del apetito.

- Ayuda a que las grasas se conviertan en energía, lo que ayuda a adelgazar - Produce un aumento de la actividad lipolítica, que es la que se encarga de regular que las grasas se depositen entre los tejidos corporales y responsables de los “rollitos” o “michelines”. - Los polifenoles que contiene son familias de antioxidantes que actúan, además, en la microcirculación y en la evacuación de tóxicos acumulados entre los tejidos - El café verde es drenante. Favorece la eliminación de la celulitis  y la movilización de los residuos de la quema de grasas. - Para la salud del organismo.

EL Café verde y diabetes:

El café verde está recomendado para diabéticos con diabetes del tipo II por su poder de regular los niveles de azúcar en la sangre (según el investigador Joe Vinson del Reino Unido).

Café verde y pérdida de peso:

Café verde para adelgazar- El contenido en ácido clorogénico evita que se acumule grasa entre los tejidos. Estimula el metabolismo de los lípidos y ayuda a perder peso. - El café verde previene la formación de cálculos biliares - Combate la sensación de cansancio y fatiga - Refuerza la memoria

Café verde - Contraindicaciones y efectos secundarios:

Uno de los problemas que causa el consumo de café verde, o café sin tostar, es que reducen la absorción de azúcares provenientes de los hidratos de carbono. Esto se puede combatir llevando una dieta que contenga más hidratos de carbono (no refinados) para contrarrestar. Esto, no necesariamente es malo, pero es algo a tener en cuenta. Se debería consultar con el médico. El café verde es un alimento con contenido en cafeína (aunque menos que el grano de café oscuro, o molido). Esto debe ser valorado en personas con cardiopatías, personas sensibles a la cafeína, mujeres embarazadas, pacientes con patologías renales o niños pequeños.

El café verde produce un adelgazamiento natural

Esto es muy cierto, pues muchos investigadores han demostrado que el café verde (muy apreciado en Asia), resulta en un adelgazante natural casi perfecto y otros estudios realizados en Estados Unidos recogen que con el café verde se puede conseguir de forma sencilla el peso ideal. El café verde es un método para perder peso de forma natural que está de moda, pero no olvidemos la opinión del médico o profesional de la salud.

El café pertenece a la familia de las Rubiáceas, en la que se incluyen más de 500 géneros y alrededor de 800 especies, de las cuales 66 pertenecen al género Coffea L.
De todas las especies, sólamente se cultivan 10 y dos de ellas han sido descritas como las más importantes porque corresponden a más del 90% de la producción mundial: Coffea arábica y Coffea canephora (Robusta).

  • El café arábica representa aproximadamente el 70% de la producción mundial de café y se considera como el de más alta calidad; por eso es generalmente más caro. Se cultiva en América Central, Sudamérica y en países africanos como Etiopía, Tanzania y Kenia. Los frutos son redondos, suaves, levemente agrios, color achocolatado, de corteza lisa e intenso perfume. Tienen dentro dos granos de café enfrentados por su cara plana. Requieren condiciones climáticas específicas para crecer, lo que explica que su cultivo sea más delicado. Necesitan mucha agua y luz solar y no toleran el hielo, es por eso por lo que hoy son cultivados en países tropicales y subtropicales cercanos a la línea del Ecuador. El contenido en cafeína del grano es relativamente bajo, entre un 0,9% y un 1,5%.
  • La variedad robusta produce unos granos también redondos, pero menos perfumados y más picantes y astringentes. El café Robusta crece en África Central, el sur este de Asia y algunas partes de Sudamérica. Como su nombre indica, este árbol es menos exigente con las condiciones de cultivo, puede soportar temperaturas y altitudes más rigurosas. Considerado en la industria como menos sabroso y aromático que el Arábica, es muy usado en la elaboración de café instantáneo y otros cafés más baratos. Produce una taza con el doble de cafeína que el Arábica (entre un 2% y un 4,5%) y con mayor acidez.

El café verde se obtiene a partir de los frutos maduros del árbol del café. En su proceso de maduración intervienen una serie de operaciones complejas. Con el procesado se consigue el aislamiento de la semilla mediante la eliminación de las diversas capas que rodean la baya y su secado hasta que el contenido en humedad del grano verde sea inferior al 12%.
Existen dos métodos esenciales:
Vía seca: este proceso se aplica prácticamente a todo el café Arábica cultivado en Brasil y a la mayoría del café Robusta. Es un proceso más económico que el proceso por vía húmeda, y en general, se considera que con esta técnica se obtiene un café de peor calidad y el producto final se cotiza a un precio inferior. Los cafés denominados naturales o no lavados, hacen referencia al procesado por vía seca.

Vía húmeda: a excepción del café Arábica de Brasil, todos los demás Arábicas se procesan por esta vía. El café verde obtenido por el procesado húmedo es conocido como lavado o suave, y generalmente da como resultado cafés más selectos y cotizados.

 

 


 

 

 
 
 
 

           

 

 



© 2004 - Willy Cof&tea-Boutique de Café-Tienda online donde comprar Cafés y Tés. Puedes comprar el mejor café molido o en grano y Cápsulas para Nespresso